Tipos de divorcio

El divorcio es una situación que, desde el punto de vista legal, supone la disolución del vínculo matrimonial que unía hasta ese momento a los cónyuges. Desde el punto de vista personal también puede ser algo complicado de gestionar, ya que de pronto los miembros de la pareja tienen que adaptarse a una nueva situación, lo cual incluye también a los hijos, cuando aún son menores. Sabemos que no es fácil asimilar un divorcio y que existe una parte emocional implicada en el asunto. Por ello, nuestros abogados de Barcelona tratan cada caso de forma personalizada y cercana, teniendo en cuenta las necesidades y la situación que nos comunican nuestros clientes.

Es importante tener en cuenta que existen dos formas de tramitar el divorcio:

  • De mutuo acuerdo. Se considera divorcio de mutuo acuerdo cuando la demanda es presentada por los dos cónyuges de forma conjunta, o bien cuando la presenta uno con el consentimiento del otro. Esta opción supone que el procedimiento será, por lo general, más rápido que en el resto de casos, ya que básicamente se tratará de redactar un Convenio Regulador y después ratificarlo ante el Juez. El divorcio de mutuo acuerdo también permite que ambos cónyuges acudan con el mismo procurador y abogado, cuestión que se conoce como representación conjunta.
  • De forma contenciosa. Si la demanda es presentada de forma unilateral por un solo cónyuge, estaremos ante un divorcio contencioso.En este caso el procedimiento puede durar un poco más. Por otra parte, será necesario que cada miembro de la pareja acuda con su propio procurador y abogado.

Es normal sentirse algo perdido en un primer momento y no saber muy bien qué tipo de divorcio es el que queremos. Para esta labor estamos los abogados de divorcios, pues le ayudaremos a analizar el caso en concreto y le orientaremos sobre el tipo de divorcio adecuado. También redactaremos la demanda o contestaremos a la que haya recibido, si fue su cónyuge quien la presentó.

Otra cuestión importante a la hora de divorciarse es saber el plazo con el que se cuenta. La legislación solo exige que hayan transcurrido noventa días desde que se celebró la boda; por tanto, se podrá interponer demanda de separación o divorcio siempre que haya transcurrido dicho plazo. Sin embargo, No será preciso el transcurso de este plazo para la interposición de la demanda cuando se acredite la existencia de un riesgo para la vida, la integridad física, la libertad, la integridad moral o libertad e indemnidad sexual del cónyuge demandante o de los hijos de ambos o de cualquiera de los miembros del matrimonio.

No es necesario alegar ningún motivo en particular para justificar el divorcio, ya que el plazo es el único requisito que se exige en España. Es común incluir la fórmula de ‘desavenencias entre los cónyuges’, como fórmula genérica en la demanda.

El divorcio y la separación no son lo mismo ni tienen las mismas consecuencias, ya que mientras el primero supone la extinción del vínculo matrimonial, el segundo solo supone el fin de la presunción de convivencia. Es decir, dos personas separadas legalmente pueden poner fin a la separación y volver al comienzo, sin que sea necesario casarse.

En cambio, el divorcio extingue el vínculo y, en caso de reconciliación posterior de los miembros de la pareja, será necesario contraer matrimonio de nuevo para que la unión tenga efectos a nivel legal.

Si tiene dudas con el tema le recomendamos que se ponga en contacto con nosotros, ya que somos especialistas en la materia y le ayudaremos con todo lo necesario. Ante una crisis de pareja, muchas personas desconocen las opciones legales que tienen a su alcance: es por eso que el primer paso debería ser consultar a un abogado para que nos oriente.

Solicite cita con nosotros llamando por teléfono o bien contactando por una de las vías que encontrará en nuestra web. Le daremos respuesta y lo antes posible y concertaremos una reunión, donde ya podremos empezar a estudiar el caso. No se preocupe: contamos con amplios años de experiencia en el sector y haremos todo lo posible por aligerar el trámite y defender sus intereses y los de sus hijos, si los hubiera.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE