Cómo divorciarse en Cataluña

Divorcio en Cataluña
  • ¿Qué requisitos hacen falta? Únicamente, llevar al menos tres meses casado.
    • ¿Cuál es el primer paso? Presentar una demanda, por lo que hace falta abogado y procurador. Puede presentarse, tanto de mutuo acuerdo por parte de ambos cónyuges, como por separado.En el primer caso, se presentará la demanda junto con el convenio regulador, y en el segundo, la parte que presente la demanda, deberá aportar una propuesta de convenio, que dará paso a la apertura de un procedimiento contencioso para que se celebre un juicio oral en el que el juez será quien decida.
        • ¿Influye tener hijos?
      Sí. Si hay hijos menores o dependientes, en el convenio regulador deberán incluirse los distintos acuerdos respecto a la custodia, las visitas, o la pensión alimenticia.

        En Cataluña, además, se exige acompañar la demanda de un plan de parentalidad específico que especifique detalladamente ciertos aspectos de las relaciones de los referidos hijos con sus progenitores.

        • ¿Es un proceso rápido? Dependerá de que se trate de un divorcio de mutuo acuerdo, o contencioso. Estos últimos suelen durar mucho más en el tiempo, además de resultar bastante más costosos.  

        • ¿Da igual dónde divorciarse? La verdad es que no, ya que, aunque la ley que regula cómo se tramita el divorcio es común en toda España, no ocurre así respecto al propio contenido del divorcio, el cual, depende de normativas autonómicas. Sin ir más lejos, en Cataluña rige el Código Civil catalán. Por otra parte, uno no puede elegir libremente donde divorciarse, puesto que la demanda se ha de presentar, en el lugar donde encuentre el domicilio familiar, y en caso de que la pareja viva ya separada, en función de donde se encuentre el domicilio del demandado. Por último, si hay hijos menores comunes, será el lugar de residencia de éstos el que determine lo antes comentado.  

        • ¿Puedes divorciarte a distancia? Aunque el divorcio sea de mutuo acuerdo, siempre existirá la obligación de acudir al juzgado para ratificar el convenio.  

        • ¿Puede pactarse lo que uno quiera? No. En los divorcios de mutuo acuerdo hay gran libertad de pacto, pero siempre que no sea demasiado lesivo para una de las partes. Un ejemplo claro, es que, existiendo hijos menores, no sería posible acordar que no se les pase una pensión.  

        • ¿Hay que pagar algo al cónyuge? Depende. Mientras que en los divorcios de mutuo acuerdo, los jueces aceptan la no existencia de pensiones compensatorias, a falta de acuerdo, sí que exigen el pago de ciertas cantidades, siempre en función de la diferencia patrimonial que exista entre los cónyuges, y atendiendo a otros factores como los años de duración del matrimonio o la edad de éstos.  

        • ¿Quién decide la custodia de los hijos? Cabe la posibilidad de que sea pactada por los padres, pero en todo caso, el fiscal revisará dicho pacto, y determinará si resulta apropiado o por el contrario perjudica a los niños.
        Copyright © Abogado de Divorcio en Barcelona (1ª CONSULTA GRATIS) Todos los derechos reservados
        logo social once