Abogado divorcios Barcelona

Contáctenos sin compromiso 674 157 739

CONSULTE CON NUESTROS ABOGADOS

Envíenos su consulta Atención personalizada

Contacte con nuestro despacho, le asesoraremos de forma eficaz

Expertos en divorcios

AYUDA PASO A PASO

EQUIPO MULTIDISCIPLINAR

ASESORAMIENTO PROFESIONAL

Contáctenos sin compromiso 674 157 739

DIVORCIO CON HIJOS

EL MEJOR ACUERDO

Atención personalizada

Divorcio de mutuo acuerdo
Si un matrimonio ha visto que tiene problemas y no parecen tener solución, acuerdan que lo más adecuado es acabar de forma definitiva con su matrimonio, le aconsejamos que acuda a un bufete de Abogados expertos en esta clase de temas.

Si se da el caso en que ambos miembros de la relación están de acuerdo tanto en la decisión de poner fin a la relación como en las decisiones que acordarán, éste será un divorcio denominado de mutuo acuerdo, más rápido y más económico que los divorcios contenciosos, gracias a que no hay peleas entre los cónyuges.

Ambos integrantes de la relación estarán obligados a decidir y conseguir el consenso en distintos temas, como los que tienen relación con la relación con sus menores a su cargo, la guarda y la custodia y, de cara al progenitor no custodio, decidir las visitas y la pensión de alimentos.

Asimismo habrá que liquidar el régimen económico matrimonial y hacer una distribución de los bienes de ambos de la forma más equitativa posible.

Cuando no surgen conflictos entre la pareja, trataremos con un proceso de rápida resolución, pese a que algunas cuestiones son delicadas.

Todos los acuerdos que se decidan en esta clase de divorcio irán reflejados en el convenio regulador, que estipulará las normas en las que se regulará la futura relación entre los cónyuges y con sus vástagos después de la sentencia del divorcio. Si se respetan, no encontraremos ningún inconveniente a partir de entonces.

Este convenio regulador se añadirá a la demanda de divorcio ante un juez y al comprobar la voluntad de ambos miembros de la pareja, será ratificado.

Para conocer información más detallada sobre el divorcio de mutuo acuerdo, póngase en contacto con con nuestros abogados en Barcelona y concierte una cita, estamos a su disposición para asesorarle.

Hijos menores en el divorcio
Como abogados con despacho en Barcelona, y expertos en derecho de familia, sabemos que existen ciertos temas que a usted le pueden interesar y por eso vamos a ir publicando en nuestro blog, cuestiones que bien podrían ser de su vida privada, y que van a requerir, como mínimo, de nuestra atención.
Y en este sentido, nuestras primeras líneas, van a tratar de desgranar la importancia de la opinión de los hijos en un proceso de divorcio.

La voluntad de los menores en la determinación de la guarda y custodia, tal y como recoge la Jurisprudencia en varios supuestos, se puede valorar como una circunstancia relevante para fundamentar cualquier decisión sobre dicha guarda y custodia.

Ahora bien, la precitada voluntad deberá ser autónoma, firme y decidida, y para nada caprichosa o influenciada por los progenitores o por terceros.
Es por ello, importante valorar la capacidad y madurez de estos menores, ya que dicha valoración permitirá que la decisión atienda a sus deseos, debiendo descartarse los meros antojos, caprichos o manipulaciones del entorno, al que se hayan podido ver expuestos.

Queda de esta manera, reflejado que, dicha voluntad sí es determinante y, que incluso, en muchos casos, se alza como un elemento elemental y decisorio. No obstante, resultará imprescindible analizar si es coincidente con el interés superior del menor. Al fin y al cabo, existe un deber procesal de oír judicialmente a los hijos antes de adoptar las medidas relativas a su cuidado y educación.

En ésta línea, la Ley de Enjuiciamiento Civil, equipara, de alguna manera, la voluntad manifestada por aquellos, con un criterio legal relevante a la hora de acomodar las referidas medidas al principio general del interés superior de los menores.
 En resumen, para que los hijos puedan opinar dentro de un proceso de divorcio, será necesario atender a cada caso concreto para comprobar si ese deseo del menor coincide también con la solución más conveniente o beneficiosa para él mismo.
Parejas de hecho
Hoy en día son muchas las parejas que no quieren casarse, pero pueden establecer una unión de pareja de hecho para tener una serie de derechos por ser una pareja que convive de forma estable.

Se debe acreditar la existencia de la pareja con una documentación determinada, con pactos notariales, pactos económicos, empadronamiento y la inscripción en los registros de Uniones de Hecho que hay en cada Comunidad Autónoma o ayuntamientos.

Al establecer la pareja de hecho, tendrán derechos parecidos al matrimonio. Por ejemplo, si falleciera uno de los miembros se puede solicitar la pensión de viudedad, además se debe establecer que régimen económico tendrá la pareja, si separación de bienes o sociedad de gananciales, para saber como actuar en caso de ruptura.

Si se extingue la pareja, al igual que en los divorcios, habrá que decidir si uno de los progenitores se queda con la guarda y custodia, y si es así establecer un régimen de visitas y una pensión de alimentos que deberá aportar el progenitor no custodio.


Con la disolución de la pareja también se realizará el reparto de bienes que hayan ido adquiriendo durante los años de unión de la pareja, de la forma más justa posible. Por ello es importante haber establecido el régimen económico que tenían.

Por haber sido pareja de hecho también se puede solicitar una pensión compensatoria, si uno de los miembros ha quedado en una situación económica desfavorable tras la separación.

Nuestro abogados pueden informarle sobre todas las características que tienen las parejas de hecho, sus derechos y obligaciones, y lo que puede ocurrir en caso de ruptura.

Desde nuestro despacho de Barcelona le ofrecemos una atención personalizada, analizamos cada caso de forma independiente para buscar la solución más favorable a nuestro cliente. Contacte con nosotros a través de nuestra web o llámenos.
Cuando la solución es el divorcio
Si un matrimonio ve que tiene discusiones y no consiguen solucionarlo, acuerdan que lo más adecuado es terminar definitivamente con su relación. En esos casos le recomendamos que acuda a un bufete de Abogados especializados en esta clase de temas.

Si ambos miembros de la pareja coinciden tanto en la decisión de divorciarse como en las siguientes decisiones que vendrán después, éste será un divorcio de mutuo acuerdo, que además es más rápido y más económico que los divorcios contenciosos, debido a que no hay conflictos entre los cónyuges.

Ambos integrantes del matrimonio deberán tomar decisiones y conseguir el consenso en distintos temas, como los que tienen relación con el futuro de sus hijos, la guarda y la custodia y, para el progenitor que no obtenga la custodia, dejar claro el régimen de visitas y la pensión de alimentos.

Asimismo habrá que poner fin al régimen económico matrimonial y realizar un reparto de los bienes compartidos de la forma más equitativa .

Cuando no hay disputas entre la pareja, hablaremos de un proceso ágil, incluso cuando algunas cuestiones son trascendentes.

Todos los acuerdos que se decidan en este tipo de divorcio irán reflejados en el convenio regulador, que constituirán las reglas en las que se basará la relación entre la pareja y con sus niños menores desde el momento del divorcio. Si se cumplen, no habrá ningún problema posteriormente.

Este convenio regulador se presentará junto a la petición de divorcio ante un juez y después de verificar la voluntad de los dos miembros de la pareja, se procederá a su ratificación.

Si desea conocer información más personalizada sobre cómo llegar a un acuerdo de divorcio, contacte con con nuestros abogados en Barcelona y concierte una cita, estamos aquí para ayudarle.

Si una pareja han visto que tienen problemas y no tienen solución, pueden decidir que lo mejor es terminar definitivamente con su relación, le recomendamos que acuda a un bufete de Abogados con amplia experiencia en esta clase de temas.

En el caso de que ambos miembros de la relación están de acuerdo tanto en la decisión de terminar su relación como en las decisiones que vendrán después, éste será un divorcio de mutuo acuerdo, que además es más rápido y menos costoso que los divorcios contenciosos, porque no hay enfrentamiento entre la pareja.

Ambos miembros de la pareja deberán decidir y lograr el acuerdo en distintos temas, como los que guardan relación con el bienestar de sus niños, la guarda y la custodia y, de cara al progenitor que no obtenga la custodia, llegar a un acuerdo para el régimen de visitas y la pensión por alimentos.

Obligatoriamente habrá que liquidar el régimen económico matrimonial y hacer un reparto de los bienes comunes de la forma más equitativa .

Si no surgen discusiones entre la pareja, estaremos ante un proceso más sencillo, incluso cuando algunas cuestiones son trascendentes.

Aquellas cuestiones que se decidan en esta clase de divorcio se verán reflejados en el convenio regulador, que serán las normas en las que se regulará la relación entre los cónyuges y con sus niños menores desde el momento del divorcio. Si se acatan, no se producirá ningún problema a partir de ese momento.

Dicho convenio regulador se adjuntará a la correspondiente solicitud de divorcio ante un juez y después de corroborar la voluntad de los dos miembros de la pareja, será ratificado.

Para conocer información más detallada sobre el divorcio de mutuo acuerdo, contacte con con nuestros abogados de divorcios en Barcelona y concierte una cita, nos tendrá disponibles para informarle.

Procedimiento de divorcio: mutuo acuerdo
Si una pareja hace tiempo que tienen diferencias y no parecen tener solución, deciden que lo más beneficioso es terminar definitivamente con su relación, le recomendamos que acuda a un bufete de Abogados experimentados en este tipo de situaciones.

En la situación en la que ambos miembros de la relación están de acuerdo tanto en la decisión de poner fin a la relación como en las próximas decisiones que deberán tomar, éste será un divorcio de mutuo acuerdo, que además es más rápido y más económico que los divorcios contenciosos, ya que no hay disputas entre la pareja.

Los dos integrantes de la pareja tendrán que tomar decisiones y conseguir el mutuo acuerdo en diferentes temas, como los relacionados con el futuro de sus menores a su cargo, la guarda y la custodia y, para el progenitor no custodio, acordar las visitas y la pensión de alimentos.


En consecuencia habrá que poner fin al régimen económico matrimonial y realizar un reparto de los bienes de ambos de la forma más equitativa .

Cuando no hay discusiones entre la pareja, se tratará un proceso rápido, sabiendo que algunas cuestiones son importantes.

Los acuerdos alcanzados en este tipo de divorcio estarán recogidos en el convenio regulador, que serán las reglas en las que se basará la relación entre la pareja y con sus hijos desde el momento del divorcio. Si se cumplen, no habrá ningún inconveniente posteriormente.

Dicho convenio regulador se presentará junto a la petición de divorcio ante un juez y después de comprobar la voluntad de los dos integrantes de la pareja, será ratificado.

Si está interesado en conocer información más personalizada sobre este tipo de divorcio, póngase en contacto con con nuestros abogados en Barcelona y solicite una cita, nos tendrá disponibles para asesorarle.

Reanudación de la convivencia
Lo primero que debemos tener claro, es que la separación no hace desaparecer el vínculo matrimonial.
Es por ello, que la reconciliación de los cónyuges, puede producirse tanto antes de dictarse la sentencia, como después.

Las medidas adoptadas en relación a los hijos únicamente podrán ser mantenidas o modificadas a través de resolución judicial, siempre que exista una causa que lo justifique.


Pero, ¿qué supone la reconciliación conyugal?
La reanudación de la convivencia por parte de los cónyuges separados, con la intención de que cese la situación jurídica de separación y sus efectos. Dicha reconciliación, no está sujeta a forma, ni es preciso sustentarla sobre causa alguna. Además, una vez comunicada y hecha la notificación separadamente por ambos cónyuges, será el Juez quien deba dictar auto teniendo a los cónyuges por reconciliados, y en su caso señalando si modifica o mantiene las medidas relativas a los hijos comunes.
En cuanto a los efectos cabe distinguir entre dos escenarios:
 - Que se trate de una reconciliación no notificada al Juez. En este caso, la reanudación de la convivencia entre los cónyuges excluye la separación de hecho y sus efectos.
 - Que se trate de una reconciliación notificada al Juez. En tal caso, si se ha producido antes de dictarse la sentencia de separación, la reconciliación pondrá fin al procedimiento de separación.

Si por el contrario, se ha producido con posterioridad a la sentencia, dejará sin efecto lo resuelto en el procedimiento de separación. Eso sí, en ningún caso alterará la separación de bienes.
 ¿Se ha separado recientemente de su pareja?
¿Está pensando en reconciliarse y no sabe cómo otorgar validez civil a dicha reconciliación? ¿No le quedan claras las consecuencias que puedan derivarse de la misma?

No se lo piense más, y acuda a nuestro despacho en Barcelona. Nuestros abogados le atenderán de manera personalizada, y le asesorarán atendiendo siempre a su caso concreto.
CODINA & RUTLLANT · ABOGADOS
Dirección:  C/ Mandri 38, 3º 1ª08022 Barcelona (Barcelona) · España, Movil: 674 157 739Email: info@cradvocats.com

Safe Creative #1702070261761

AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD


Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información